¿Cantas bajo la ducha? Ven y conoce porque es saludable que lo hagas – M & D – Estilo

¿Cantas bajo la ducha? Ven y conoce porque es saludable que lo hagas

Tal vez han sido muchas las veces que has cantado bajo la ducha y luego de leer este artículo capaz tendrás mas razones para seguir haciéndolo. Darnos un duchazo seguramente puede ser la actividad más relajante del día, así que si cantas mientras lo haces le das a tu cuerpo mayores razones para sentirse bien.

Si has sufrido a causa de las burlas de tu hermana, de tus padres o hasta de tu mismo esposo por esos horrorosos “gallos” que se te salen a la hora de cantar mientras te bañas, no te preocupes, en este artículo te contamos que aunque no seas el mejor cantante, realizar esta actividad traerá muchísimos beneficios.

Más del 60% de nuestro cuerpo está formado por agua, y esos fluidos reaccionan frente a las ondas sonoras. Por ende, la música puede tener efectos maravillosos en nuestra salud y ayudarán a sanarnos si estamos enfermos. Y si la música es generada por nosotros, cantando, entonces tendrá mayores ventajas.

Cantar reporta diversos beneficios, tanto en el plano físico como en el psicológico, ésta actividad aeróbica aumenta la oxigenación, contribuye en el flujo sanguíneo y ejercita los mayores conjuntos musculares de la parte superior del cuerpo.

Si cantamos tendremos efectos provechosos a nivel psicológico, puesto que hacerlo actuará directamente sobre el sistema endocrino y reducirá el estrés que tengas tras un día pesado. Sin embargo, estos no son los únicos beneficios:

  • Desconecta la mente: Cuando cantamos impedimos la fatiga, por ende olvidaremos por un momento que existen preocupaciones. Asimismo, contribuirá en la disminución del cortisol, la hormona encargada del estrés, y liberará la producción de endorfinas, las hormonas de la felicidad.
  • Mantiene sano nuestro corazón: Un estudio de la Universidad de Gotemburgo (Suecia) señala que cantar tiene el mismo efecto que los ejercicios de respiración; cada vez que exhalamos, el ritmo cardíaco se ralentiza, remitiendo una señal al cerebro de que todo está bien y agilizando los mecanismos naturales de relajación. Asimismo, oxigena nuestra sangre, regula nuestra presión arterial y limpia nuestros canales respiratorios.
  • Nos brinda seguridad: Si cantamos nos remontamos a nuestra infancia. Cuando somos bebés escuchamos a nuestros padres arrullándonos con canciones de cuna, esto nos hace sentir protegidos, por ello, cantar nos da sensación de seguridad.
  • Ejercita la memoria: Cuando cantamos potenciaremos y favoreceremos nuestras funciones cognitivas, pues tendremos que recordar textos y melodías.
  • Mejora el humor: Cantar es un excelente método para mejorar nuestro humor, ya que envía señales de energía a nuestro cerebro.
  • Mejora el sistema inmune: Un grupo de investigadores de la Universidad de Frankfurt (Alemania) llevaron a cabo un estudio en el cual comprobaron que las personas luego de 60 minutos de canto incrementaron el nivel de inmunoglobulina A, una proteína que actúa como anticuerpo, y de hidrocortisona, una hormona antiestrés.

Ahora ya sabes que aunque cantes desafinado obtendrás los beneficios que tu cuerpo necesita para verse y sentirse mejor.